domingo, 4 de diciembre de 2016

La Gazeta de Madrid, una antecesora del BOE

Con el nombre de Gazeta de Madrid, se conoce una publicación española, que en el año 1800 contenía anuncios, comunicaciones reales, disposiciones e información variada, principalmente de contenido político de Europa y América.

El inicio de lo que hoy conocemos como Boletín Oficial del Estado, se remonta a una publicación, concebida en 1661, como periódico de información general bajo el nombre de "Gazeta nueva de los sucesos políticos y militares".
Gazeta de Madrid, 1800. Agencia Estatal BOE

Esta edición nació con la finalidad de difundir información, y correspondía a las diferentes gacetas o boletines que aparecieron en Europa en el siglo XVII con un interés periodístico.

Durante el reinado de Carlos III, este folleto pasó a imprimirse por la Corona y por lo tanto a ser un medio de información oficial, y estar bajo los criterios y decisiones del Gobierno.

Es importante destacar que la Gazeta que comenzó en siglo XVII, ha recibido a lo largo de su historia    diferentes títulos, a la vez que ha tenido que convivir con varios diarios oficiales (llevando distintas denominaciones) en diferentes periodos bélicos de nuestro país.

En sus páginas han aparecido noticias sobre declaraciones de guerra, actuaciones políticas, proclamaciones de reyes, nombramientos militares, plagas, premios de loterías y una extensa variedad de anuncios.

Como dato significativo hay que destacar que fueron muy importantes y decisivos los siglos XIX y XX, en cuanto a regulación y establecimiento de normas para el funcionamiento, del que ahora conocemos como Boletín Oficial del Estado.

Ya en 2009, es cuando se dispone su edición electrónica con plena validez jurídica y se establece este sistema para su acceso.

Como ejemplo de la Gazeta del año 1800, os presento algunas de las noticias que aparecieron publicadas en ese año. Como podemos observar desde un primer momento, un boletín muy distinto del que hoy conocemos como BOE.

"Con motivo de Pascuas concurrieron el viernes de la semana anterior a palacio los Consejos y Tribunales de la corte, a quienes admitieron los Reyes Ntros. Sres. a besar su Real mano, dispensándoles igual honra el Príncipe Ntro. Sr. y demás personas Reales".

"Con fecha de 9 de este mes ha obtenido la villa de Oñate facultad Real para celebrar una feria cada año el día de S. Miguel de Septiembre y su octava, y un mercado los viernes primeros de cada mes".

"Para el Corregimiento de la ciudad de Daroca y su partido, vacante por retiro de D. Antonio Socovio, ha nombrado el Rey al Teniente Coronel de caballería D. Gervasio Gasca".

"En la extracción de la Real lotería ejecutada el lunes 22 del corriente, salieron los números 18, 17, 71, 56 y 30; y con ellos han ganado los jugadores 3.338,969 reales".
 
"Tarjetas finas aviteladas, blancas de relieve y negras, a 2 rs. el ciento, azules y de otros colores, a 4 rs; y por imprimir el nombre que se encargue, 4 rs. Las hay apropiadas para pascuas, y otras más finas de cartulina inglesa, a 8 rs. el ciento. Se venden en casa de Blanques, calle de las Carretas, núm. 2".




domingo, 6 de noviembre de 2016

¿Qué me decís de España?


Entre las publicaciones que se presenban en España, en el año 1800 como una obra de actualidad editorial dirigida a la instrucción de niños y jóvenes, estaba el libro “Breves tratados de esfera y geografía universal, con algunas noticias históricas en lo perteneciente a España” de Juan Cayetano Losada.
Parte de una ilustración mostrada en la obra

Historiográficamente sólo se han podido localizar y registrar las ediciones posteriores a la que fue la primera edición de 1799 (la 3ª edición de 1812, 1814, 1822, 1833, 1839, 1844).

Este libro, se presentada en un tomo en 8ª pasta con 6 láminas, y se estructuraba a modo de preguntas-respuestas: ¿qué me decís de España?,¿Cuál es su temple? .

La información que ofrecía, estaba centrada principalmente en diveros datos sobre nuestro país; y las respuestas que había que aprender, de acuerdo a las preguntas que se formulaban eran del tipo: “Los españoles son de buena estatura, hermosos, graves, robustos, sobrios, sufridores del trabajo, animosos, celosos de la religión, amantes de su patria y de sus reyes, y dotados de gran juicio e ingenio para las artes y ciencias”.

O también:
La naturaleza da a nuestra nación cuanto puede satisfacer a las necesidades de la vida y lisonjear los deseos del hombre: tiene abundancia de vinos los más exquisitos del mundo, granos de todos los géneros, aceite, seda, azafrán, arroz, cáñamo, lino, miel, exquisitas frutas, toda suerte de caza, y ganado mayor y menor, y cuanto necesita para su comercio. Sus caballos son admirados por su hermosura, brio y aguante. Sus paños son excelentes, y sus lanas son reconocidaas sin disputa por las mejores de Europa. Hay también muchas minas de plomo, mercurio, hierro, plata, oro, y azogue abundantísimo en el Almadén. Muchas y excelentes canteras de bellas y diversas piedras y aguas minerales”.

Esta obra, dividía España para su estudio en septentrional y meridional; y cada una de las cuales comprendía en total ocho provincias. Las consideradas provincias septentrionales eran Galicia, Asturias, León, Castilla la vieja, Vizcaya, Navarra, Aragón y Cataluña; mientras que las provincias meridionales eran Castilla la nueva, Extremadura, Sevilla, Córdoba,Jaén, Granada, Murcia y Valencia.

Para el aprendizaje, en la información que se daba de cada provincia se hacía hincapié en aspectos relativos a las ciudades y poblaciones más importantes, el carácter de sus habitantes, alguna de sus famosas construcciones, sus producciones naturales y manufacturas más destacadas, así como alguna anotación histórica que reseñaba el autor.

Puede parecernos curioso sin embargo, que siendo un libro de geografía sólo muestre  6 ilustraciones. No obstante, es un libro de evidente interés ya que nos presenta una distribución geográfica de España muy distinta de la actual.



domingo, 2 de octubre de 2016

Trajes de España

Después de presentar algunas estampas de "Trajes del Mundo" en la entrada anterior, y por petición de lectores del blog, os presento hoy algunas ilustraciones correspondientes a la indumentaria propia de comarcas y localidades de nuestro país. Son los llamados “trajes regionales” que en las láminas del conocido ilustrador Antonio Rodríguez, representaban a los hombres y mujeres de 1800 vistiendo trajes característicos de faena y de fiesta.

Estas son parte de una serie de estampas que aparecieron en la “Colección general de los trajes que en la actualidad se usan en España”  iniciada en Madrid en el año 1801(Fundación Joaquín Díaz). En estas figuras podemos distinguir con sus diversas vestimentas, como los ricos adornos y bordados marcaban la diferencia entre los trajes de trabajo o para ocasiones festivas. También podemos encontrar detalles que nos dicen aspectos  propios de una climatología, a la vez que nos revelan la base de la economía local (profesiones) en el territorio sobre el que se sitúa el personaje ilustrado.
Extremadura
Cádiz


Sevilla
Málaga


Granada
Granada


Murcia
Murcia



Valencia
Valencia

Mallorca
Madrid

Mallorca
Cataluña

Aragón
Navarra


Vizcaya
Galicia









domingo, 4 de septiembre de 2016

Los trajes del mundo

Durante el año 1800 se publicaron en nuestro país, cuadernos que ofrecían estampas ilustradas de la indumentaria característica de habitantes de los diversos lugares del mundo conocido. Esta colección, iniciada en 1799, constaba de una serie de ilustraciones sobre los hombres y las mujeres que se presentaban en los relatos comentados de una famosa obra contemporánea titulada “El viagero universal o noticia del mundo antiguo y nuevo”.




“La colección general de los trages que usan actualmente todas las naciones del mundo descubierto” se constituía como una excepcional obra para un público poco habituado a las ilustraciones en las ediciones impresas y atraído por el conocimiento de lugares lejanos.

"Quaderno treinta y dos de la colección general de los trages que usan en la actualidad todas las naciones del mundo descubierto, arreglada a la edición del Viagero universal; se vende en la librería de Castillo, …, a 8 reales cada cuaderno sin iluminar y a 20 los iluminados". Noticias Particulares del Diario de Madrid 1800.

Estos son algunos ejemplos de las ilustraciones de la colección de trajes.


Nativo de Caribe de las Antillas
Quákero
Esquimal

Soldado de China
Georgiana
Isleño de Borneo
Colono de Canadá

Árabe pétreo
Isleño de Madagascar

Árabe pétrea



Gonaquesa

Nativo de California



Mujer de La Habana

domingo, 7 de agosto de 2016

"Callejeros Viajeros": Sierra Leona año 1800

Mapa de Sierra Leona , 1800. D. Rumpsey Collection
Sierra Leona fue uno de los primeros lugares en África Occidental que atrajo el interés europeo. Ya en la segunda mitad del siglo XV, los navegantes portugueses vieron en el estuario del río Sierra Leona una buena ubicación para procurarse agua fresca y comida. Le continuaron decadas en las que diferentes países europeos (franceses, ingleses y portugueses) se dedicaron al comercio (colmillos de elefantes, pimienta, maderas, oro y diamantes) con los pueblos que vivían a lo largo de la costa antes de que comenzara el tráfico de esclavos con sus habitantes.

 Freetown desde el río Sierra Leona, 1803. T. Masterman Winterbottom
Es este, un país como en otros muchos de África, donde no se conocen más que dos estaciones, que son la de las lluvias de mayo a octubre y la de la sequedad, el resto del año.

Sabiendo que la naturaleza de su paisaje es variada, se puede hablar de dos zonas claramente diferenciadas. Por un lado está la llana y baja ribera septentrional del río Sierra Leona, donde las ocupaciones principales de sus habitantes son el cultivo del arroz y la obtención de sal, con una bahía en la que abundan los peces que son la comida más común de sus habitantes (aunque tampoco les falta la carne principalmente de aves). Los característicos manglares y humedales de esta zona cubren la desembocadura de los ríos, estando habitados por numerosos cocodrilos.

Otra zona de particularidad en Sierra Leona son sus bosques y montes, poblados de animales feroces y monos que suelen destruir los sembrados de mijo, maiz y arroz, y de los que los habitantes de las poblaciones tienen que defenderse.

De la planta de palma sacan el vino, consumido por los hombres, y el aceite que tanto hombres y mujeres mezclan con otras sustancias y se untan por el cuerpo. Los hombres ademas se cortan el cabello en cruz y se arreglan levantando sobre la cabeza algunos mechones cuadrados, formando algunos, figuras caprichosas.

Los habitantes de Sierra Leona, suelen mascar la nuez de kola, y aunque no tragan su amargo zumo, consideran este fruto un excelente fortificante para la dentadura.

Su capital y la ciudad más importante, llamada Freetown (ciudad libre) fue fundada unos años antes de 1800 por abolicionistas británicos, como un asentamiento de esclavos liberados después de comprar su terreno a las tribus locales.

En el año 1800 se suceden dos acontecimientos destacados en la historia contemporánea de Sierra Leona: La sublevación de los colonos y el posterior traslado a Freetown de 500 cimarrones (esclavos rebeldes ) de Jamaica, en una forma de compensar las pérdidas demográficas y por otro lado de asegurarse la lealtad de sus habitantes.

Sin embargo, la colonia es un fracaso económico en aquellos años para la Compañía de Sierra Leona, por lo que decide trasladar el gobierno al británico en el año 1808 que la utiliza como una base naval en su política antiesclavista. Dicha política hace que el país se convierta en destino de muchos esclavos liberados, llegando en la década de 1860 a superar los 50.000 habitantes.

Con el objetivo de establecer una “Provincia de la libertad”, el territorio de Sierra Leona fue uno de los varios intentos del siglo XVIII diseñados por antiesclavistas para promover espacios libres de esclavitud y un nuevo hogar para esclavos liberados.





domingo, 3 de julio de 2016

Conscientes de la piedra Rosetta

Piedra Rosetta, The British Museum
Nadie duda de la importancia que significó la Piedra Rosetta para el entendimiento moderno de los jeroglíficos egipcios.

Hallada en 1799 por un soldado francés durante la campaña francesa en Egipto, cerca de la localidad de Rashid (Rosetta) en el delta del Nilo, pasó a dominio inglés en 1801 al ser derrotadas en Egipto las tropas francesas por las británicas.

Esta piedra de granito con unas medidas similares a una maleta grande y de esquinas redondeadas, se considera un fragmento de una piedra más grande que habla de la grandeza de los Ptolomeos (dinastía reinante en Egipto) y hecha para conmemorar el primer aniversario de la coronación de Ptolomeo V.

La característica principal de la piedra Rosetta, era que en un mismo objeto se presentan tres inscripciones de un texto similar: dos formas escritas de egipcio antiguo (una forma común conocida como escritura demótica y la utilizada por los sacerdotes, que era la escritura jeroglífica), además de escritura en griego clásico. Esto permitió descifrar la escritura jeroglífica que llevaba años sin saber interpretarla.

Una objeto fascinante, que muestra parte de la historia del año 196 antes de Cristo, año que fue hecha. Porque aunque los Ptolomeos (reyes descendientes de generales griegos) hablaban egipcio, muchos de sus oficiales seguían hablando griego, por lo que este último se convirtió en la lengua oficial de la administración del estado de Egipto durante cientos de años.

Sin embargo la piedra Rosetta no es única, sino que existen otras 17 inscripciones similares también escritas en los tres idiomas y en las que se habla de las grandezas de los Ptolomeos.

En el año 1800 se vivía la euforia del descubrimiento por parte de los científicos y se empezaba a tomar una mayor consciencia de la importancia que podía tener la piedra encontrada unos meses antes, especialmente cuando el texto central estaba escrito en demótico que no era lo habitual para las inscripciones.

Como curiosidad podemos decir que hay una cuarta inscripción en el lado roto de la piedra, escrita en inglés y donde dice: “capturado en Egipto por el ejército británico en 1801”.

Desde 1802 se exhibe en el Museo Británico en Londres siendo uno de los objetos más populares.











domingo, 5 de junio de 2016

"Callejeros Viajeros": El País de los Hotentotes 1800

En la parte suroccidental de África, en el territorio que actualmente ocupa el oeste de Sudáfrica, se constituía en 1800 una extensión de desierto y montañas, que eran habitadas principalmente por aduares (poblaciones) de 40 a 80 personas y se gobernaban cada una por un jefe tribal.
País de los Hotentotes, David Rumsey Map Collection

Parte de este amplio territoririo estaba dominado, desde hacía tiempo, por colonos holandeses, pero muchos de sus lugares seguían siendo “salvajes”.

El país de los hotentotes lo formaba un paisaje donde “El calor del clima, los arenales abrasados, la esterilidad de terreno, la falta de agua, las montañas áridas, los animales feroces”, hacía necesario recorrer largas distancias hasta encontrar las poco numerosas tribus que lo habitaban.

Los aduares de hotentotes estaban organizados por varias chozas (en ocasiones hasta 40) en forma redonda y formadas con esteras y piel de buey u oveja; con una sola abertura estrecha y baja a modo de puerta. Le añadían además, unos cercados para guardar el ganado, que constituía símbolo de riqueza y prestigio social y del que obtenían principalmente leche.
Hotentotes, Khoikhoi. Samuel Daniell, 1805

En el centro de la choza tenían el horno para cocinar, y para dormir extendían una estera, mientras se cubrían con piel de oveja. Para conservar los escasos alimentos que guardaban, utilizaban recipientes de barro, calabazas, sacos de piel o vejigas de animales.

Los hotentotes, eran muy aficionados a la caza, que realizaban por medio de lazos y trampas o con  flechas (untadas con veneno de serpiente o de plantas de la zona) e incluso con azagayas (lanzas). No se servían de la agricultura, por lo tanto no sembraban ni cosechaban, sino que recolectaban raíces y plantas para alimentarse y completar su dieta de carne.

Voraces cuando había abundancia de provisiones (carne de caza asada y raíces crudas), se contentaban con langostas y miel silvestre cuando había escasez.

La bebida más usual para los hotentotes, era la leche de vaca y oveja, y en terrenos muy áridos, donde no se daban estos animales, recurrían a la leche de cabra. Cuando querían embriagarse elaboran un líquido compuesto de la fermentación de una raíz y agua al que le añaden miel y fumaban en pipas fabricadas de bambú o barro cocido.

De aspecto reservado, aunque hospitalario, los hotentotes solían ser muy afables. Los rasgos que más los definían físicamente, solían ser los salientes huesos de las mejillas y barbilla estrecha, nariz chata y dientes muy blancos, además de ojos rasgados y cejas poco pobladas, mientras que los cabellos eran muy rizados.

Los vestidos de los hombres los fabricaban con pieles y cintas de piel de animales, que componían en trozos o mantos para tapar y cubrir el cuerpo. En tanto que las mujeres utilizaban un delantal más amplio y coloreado, y se adornaban el cuerpo con brazaletes de marfil y latón, collares, cintas y plumas. Los zapatos, consistían en una suela de cuero atada con cintas de piel de animales.

Los dos colores más apreciados por las mujeres hotentotas para pintarse el cuerpo eran el rojo y el negro, el primero hecho con material parecido al ladrillo molido y mezclado con grasa, y el negro con hollín o carbón de leña.

La grasa de oveja era el ungüento que utilizaban pequeños y grandes para hidratar la piel de los ardores del sol y la sequedad del aire.

Cuando estaban enfermos o con dolencias se valían de cintas o ligaduras que ataban y apretaban a la parte del cuerpo que querían sanar, en tanto que otras veces tomaban plantas medicinales.

Una característica del lenguaje de esta etnia era y es su manera de hablar por medio de sonidos guturales y chasquidos con la lengua (al igual que los bosquimanos).

Desde hace algunos años el término de hotentote está cayendo en desuso, por considerarse peyorativo, prefiriéndose la definición étnica propia de khoikhoi (hombres de los hombres).

Investigaciones recientes señalan a los Khoi-San (hotentotes-Koikoi y bosquimanos-San) como los pueblos más antiguos de donde después se originó el moderno Homo sapiens. Se les considera “los descendientes de la primera diversificación ocurrida en la historia de la humanidad”.