domingo, 30 de agosto de 2015

La horchata de chufa

Noticia de 1800 sobre el cultivo de las chufas

En la primavera de 1800 aparecía uno de los primeros artículos que hablaban la horchata de chufa en nuestro país: Los valencianos han introducido en Madrid y en otros muchos pueblos de España el uso de la orchata de chufas, de que se hace un gran consumo en el verano, así por ser una bebida agradable, como por las propiedades medicinales que se le atribuyen; los médicos o físicos examinan si su virtud es igual a la de las demás emulsiones, o cuales son sus particulares efectos”.

Hacía unos años que el valenciano Cavanilles contaba  la peculiaridad de  una planta que crecía espontáneamente en los terrenos húmedos y ligeros del Reino de Valencia. Esta planta de raíces fibrosas y rojizas tenía asidos a ellas muchos tubérculos que eran las llamadas chufas.

Contaba además Cavanilles en una de sus obras (Observaciones sobre la Historia Natural del Reyno de Valencia), que en los pueblos de Almasera y Alboraya, el labrador acostumbraba a cultivar esta planta antes del verano utilizando un azadón pequeño y dando un golpe en la tierra, en la que echaba diez o doce tubérculos (chufas). Esperando unos días, el agricultor descubría en el suelo los tallos tiernos. Con un riego periódico, se podía recoger el fruto a mediados de octubre. Ya solo quedaba arrancar las raíces y sacudir los manojos contra un cañizo. Las chufas, ya separadas, eran lavadas en agua clara y, una vez bien limpias, se extendían para su secado y conservación, donde perdían la tercera parte de su peso.

Cada anegada de tierra donde no hay árboles da regularmente treinta a cuarenta arrobas de chufas secas y se vende ordinariamente la arroba a doce reales de vellón”.

Conocida y apreciada desde antiguo por diversos países y culturas, esta bebida era estimada por los beneficios digestivos y energéticos.
" para limpiar y confortar el estómago".
El vulgo las come teniéndolas en agua doce horas. En Madrid y otras partes sirven para las orchatas que se venden con dicho nombre...

El término horchata se utiliza para designar diversas bebidas azucaradas utilizando productos como pipas de calabaza, arroz o almendras; pero actualmente, es sin duda la bebida de chufa la más conocida y apreciada como horchata en nuestro país.



domingo, 16 de agosto de 2015

Para el buen gobierno y contra los desórdenes

Félix Berenguer de Marquina y Fitzgerald

En julio de 1800 aparecía publicado para el Virreinato de Nueva España (México, Louisiana, California, Yucatán, Guatemala, Cuba, Florida y Santo Domingo), un extenso y detallado bando, que plasmaba la postura del nuevo virrey ante diversas circunstancias en la capital.

El oficial alicantino Félix Berenguer de Marquina y Fitzgerald, tomó el cargo de Virrey en abril de 1800 y unos meses después publicaba un bando donde reconocía la continuidad en las normas impuestas por sus antecesores y las dictaba “para el buen gobierno".

Sus normas se dirigían tanto al cuidado de los bosques (procurando no se talasen árboles sin licencia y que la leña de uso común se sacase de ramas y cortes), como respecto a las calles que se conservasen limpias, instando a los responsables del aseo público para luchar contra “el abuso de la plebe de hacer sus diligencias naturales en las calles y plazas”, mientras ordenaba a los serenos y guardapitos cuidasen que los perros después de las nueve de la noche no perturbasen “con sus alaridos la quietud y sosiego de los vecinos”; los cocheros no podían correr ni domar sus mulas en las calles y se continuaba con la observancia de las normas de tañer las campanas señalando los incendios y otras medidas.

Se renovaban las multas para los embriagados que ofreciesen escándalos en las calles; se prohibían las Casas de Baile, la venta de objetos que pudieran ser robados, cargar y traer armas prohibidas, concurrir a juegos no permitidos, el molestar a indios y castas que vendían frutas y comestibles en plazas y mercados y el volar los papalotes en las azoteas por las desgracias que a veces llevaba.

En cuanto a la ropa, se hacía un llamamiento al decoro para no ir desnudos o poco vestidos (criados, oficiales y aprendices), a la vez que se demandaba la moderación para aquellas personas que recurrían al lujo excesivo en el vestir, originando gastos extremados en las fortunas.

Buscando reducir en la capital el número de “vagos y malentretenidos”, se dictaminó que  los que por sus diversas causas (edad, enfermedad) no tenían oficio, se enviaban al Real Hospicio de Pobres, y los demás iban destinados a las armas o bajeles.

Estas normas de conducta venían a ser una renovación de bandos anteriores, que se justificaban  por los "desórdenes" en estos “vastos y opulentos dominios”.





domingo, 2 de agosto de 2015

La Batalla de Brión



Brión es un pueblo gallego cerca de la Ría de Ferrol, que da nombre a una batalla entre británicos y españoles al producirse en su territorio y cercanías.
Detalle de la Ría de Ferrol


Este encuentro bélico tuvo lugar durante los días 25 y 26 de agosto de 1800 en diversos lugares próximos a la Ría, siendo Brión y Doniños algunos de los escenarios más destacados de la contienda.

El 25 de agosto, día de celebración (por la onomástica de la reina María Luisa) entre las autoridades civiles y militares ferrolanas, se recibe el aviso del vigía de Monteventoso, de la aproximación en la costa de una escuadra con bandera amiga (francesa) que pudiera dirigirse  hacia el Mediterráneo, pero que sospechan se trata en realidad de una escuadra con pabellón británico.

Poco después, cuando fondearon los botes británicos en la ensenada de las playas de Doniños y San Jorge, el ataque bélico era ya un hecho.

En un principio los ingleses dieron cuenta, intentando conquistar Ferrol, de su superioridad numérica y ventaja en armamento (más de cien buques con unos quince mil hombres).

Navío británico del año 1800
El día 26 de agosto el ejército británico, para debilitar la artillería, intentó atacar el Castillo de San Felipe que era la fortaleza costera más importante de la zona; pero el Castillo resistió la ofensiva.

Durante esos días, la capacidad de respuesta y la tenacidad de las tropas regulares junto al pueblo ferrolano decantaron la batalla a favor de los españoles. De esta manera, poco a poco, los ingleses fueron retrocediendo en la batalla, y finalmente se ordena el repliegue. El día 27 de agosto se confirma el reembarco de todas las tropas enemigas alejándose de la costa.

La población y fuerzas regulares españolas contuvieron a un ejército superior en el terreno, que la prensa del momento expresó de “concurrencia con admirable porfía y celo al logro de rechazar con escarmiento al enemigo

Mientras unos historiadores hablaban de que este ataque se originó con la finalidad de destruir el arsenal de Ferrol (instalaciones navales y flota) y así debilitar el poder de España (que se había unido a Francia), otros hablaban de un intento británico por instalar un nuevo enclave británico, en el norte de la península.

Libros, monumentos, celebraciones y coplas populares recuerdan esta célebre batalla originada ante el ataque inglés a Ferrol en 1800: "Castillo de San Felipe prepara tu artillería que se acercan los ingleses por la boca de la Ría".






domingo, 19 de julio de 2015

Nuevo método de estudiar la lengua latina



En un extenso artículo publicado en el Diario de Madrid de finales del año 1800, se anunciaba un eficaz y novedoso método de estudiar el latínusado ya por algunos sabios de Europa”.

Cartas de Cicerón en latín
Este método de estudio del latín, propugnaba la traducción y el aprendizaje sin tener que memorizar largas listas de palabras o textos, y basándose en ejercicios diarios en el aula con el preceptor de “latinidad”.

Los textos con los que estudiaban eran la gramática de Simón Abril, las Cartas de Cicerón, la Colección de Autores Latinos de los Padres Escolapios y el Catecismo de Pío V (que era la clase de doctrina cristiana).

En el aula los alumnos se dividían en dos grupos: principiantes (sin conocimiento del latín o que habiendo estudiado no han superado el examen de traducción de las Cartas de Cicerón) y el grupo de los que sí superaban la prueba de traducción.

El desarrollo de la jornada diaria consistía en que unos iban traduciendo a viva voz los textos asignados mientras el resto escuchaban la traducción. Después los alumnos pasaban a traducir por escrito la gramática y texto que correspondía; pasando finalmente el preceptor a explicar la lección de gramática que se había traducido y terminando con una sesión de preguntas a los alumnos sobre su explicación.

Concluidas las clases y superados los exámenes, el alumno conocía: “las declinaciones de los nombres, conjugaciones de los verbos y las 14 reglas de traducir gramaticalmente”. De esta manera el preceptor consideraba a sus discípulos capacitados para “traducir todo género de latín que se les presente”.

La lengua latina fue durante aquellos años, de extrema importancia para el desenvolvimiento en determinadas profesiones. El conocimiento del latín hasta hace poco tuvo una relativa importancia en los programas de estudios del bachillerato.


domingo, 5 de julio de 2015

Cavanilles: ilustre naturalista valenciano

Cavanilles. Museo Nacional Bogotá. Colombia

En 1800, el valenciano Antonio José Cavanilles y Palop, tenía 55 años y estaba considerado uno de los más prestigiosos botánicos europeos.

Este teólogo fundó, junto a otros destacados científicos, la revista (que se llamó durante los años 1799 y 1800) Anales de Historia Natural,  cambiando su nombre en 1801 a Anales de Ciencias Naturales. Cavanilles publicó numerosos artículos en dicha publicación, donde aparecían además de estudios de botánica, otras ciencias como zoología, geología y medicina.

Una de sus obras más conocidas es Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia, que se publicó en dos volúmenes entre 1795 y 1797. En esta obra Cavanilles aportó numerosos datos y detalles de la historia natural, geografía y economía del territorio.

Este estudio sobre la naturaleza y la economía rural, de importancia para el Estado y el público en general, fue consecuencia del trabajo y dedicación de este incansable naturalista que durante veinte meses, examinó plantas, montes, cultivos, paisajes y  conversó con sus gentes, para después publicar sus dibujos y notas.

Cavanilles tuvo, en aquellos tiempos, contactos con destacados hombres de la cultura y la ciencia, tanto nacionales como internacionales: Viera y Clavijo, Humbold, Willdenow o Bonplant (al que le dedica en 1800 el nombre genérico de una planta llamádola "bonplandia").

Para los botánicos la obra más importante de Cavanilles es un tratado donde clasificó e inventarió especies, algunas de ellas nuevas, procedentes de América y otros lugares por expediciones científicas: Icones et descriptiones plantarum quae aut sponte in Hispania crescunt aut in hortis hospitantur que publicó la Imprenta Real, en Madrid (entre 1791 y 1801) y estaba compuesto de seis volúmenes.

Cavanilles se doctoró en teología y realizó además estudios de filosofía y matemáticas, fue docente e instructor privado de la alta nobleza, y en 1801 fue nombrado director del Real Jardín Botánico de Madrid, cargo que ejerció hasta su muerte en 1804.

Dejó herbarios, dibujos, una importante biblioteca y numerosos manuscritos. Sus escritos estimularon a nuevas generaciones de  botánicos.

Para inmortalizar a este ilustre naturalista valenciano desde la botánica se designa "cavanillesia", a una especie de árbol originario de Sudamérica. El Instituto de Biodiversidad y Biología Evolutiva de Valencia, lleva desde su fundación el nombre del prestigioso Cavanilles.




domingo, 21 de junio de 2015

"Callejeros Viajeros":isla Célebes 1800

Isla de Célebes 1800, mapa D. Rumsey

La isla de Célebes, situada en el continente asiático, es una isla constituida por cuatro penínsulas, lo que le da una forma curiosa, similar a un aspa.

Macasar era una de las ciudades más grandes del sudeste asiático y  que por su situación estratégica (rodeada por Filipinas, Molucas, Timor y Java) hacía de su puerto un lugar importante para el comercio de especias.

Estaba controlada comercialmente por los holandeses, (Compañía Holandesa de las Indias) que importaban a la isla opio, aguardiente, telas y quinquillería, tomando de retorno arroz, cera, especias y esclavos.

En toda la isla , su clima de aire abrasador en algunas épocas del año,era templado por sus frecuentes lluvias y brisas periódicas.

El terreno de Célebes era, principalmente en su territorio central, de relieve montañoso, que unido a sus acantilados y junglas dificultaba su comunicación interior, aunque producía en el viajero una sensación de naturaleza exuberante y desconocida.

 La fertilidad de la isla se encontraba en la abundancia de cocos, bananos, melones y naranjos. El arroz y el algodón eran producciones de importancia en todo el comercio internacional.

Sus habitantes, eran originarios de diversas etnias y estaban considerados hacia 1800, como  “inquietos y belicosos”, estando gobernados por numerosos reyes nativos. La minería y especialmente la búsqueda de oro era una de las más frecuentes actividades entre muchos de sus habitantes.

Se encontraban en todo el vasto territorio animales para la caza, mientras que sus ríos y lagos contenían sabrosos peces.

Esta isla de extraordinaria belleza para el buceo, es también hoy en día muy conocida porque comercializa un tipo de madera (ébano de Macasar) escasa y cara que es muy preciada por los japoneses para los muebles.






domingo, 7 de junio de 2015

Bando contra la embriaguez

Bota de vino (detalle bodegón de Meléndez)
"No puedo menos de ver con el mayor dolor, que el exceso en la bebida por algunos individuos de la plebe los conduce a delitos, que no cometerían si no se privasen del uso de sus potencias, obligando a la Justicia a aplicarles los castigos legales que corresponden…

…Se me avisan los sucesos que suelen ocurrir en esta referida Capital, procedidos comúnmente de la embriaguez, y obrando conforme a mi carácter, inclinado con preferencia a la benignidad, he resuelto aplicar algunas penas de pura corrección a los que después de publicarlas incurran aún en tan detestable vicio.

A consecuencia declaro: que a todo hombre que se halle tirado en el suelo sin poderse ir por si solo a su casa, y al que aún pudiendo hacerlo esté formando escándalo por efecto de su embriaguez, bien sea con provocaciones de obra, palabra o ademanes; o con proposiciones mal sonantes, se le corregirá por la primera vez con ocho días de obras públicas, quince por la segunda, treinta por la terceras, y si, contra lo que debo esperar, incurriere alguno en la cuarta, trocándosele entonces como ebrio consuetudinario e incorregible, se le formará sumaria información de su vida y costumbres y aplicará la pena según sus resultas con arreglo a las leyes y disposiciones respectivas.

A las mujeres que, olvidadas del natural pudor de su sexo, se encontraren ebrias en los términos expresados, se impondrán en cada vez hasta la tercera tantos días de cárcel cuantos deben sufrir los hombres en obras pública, esto es ocho por la primera, quince por la segunda y treinta por la tercera, sirviendo además en la misma cárcel los destinos a que las aplique el alcaide y a la cuarta se les formará sumaria legal de vida y costumbres para su castigo.

Los hombres que por su ocupación, empleo o nacimiento no se pudieren aplicar a las obras públicas, sufrirán la propia corrección de cárcel impuestas a las mujeres, añadiéndoles tres días de bartolina (prisión) en la primera vez, seis en la segunda. Los mismos en la tercera y en la cuarta se les formarán también sumaria para la resolución que fuese de justicia.

Portada Gazeta de México 1800
Por tanto mando que, para que llegue a noticia de todos, se publique por Bando en esta capital, fijándose ejemplares en los parajes acostumbrados y en todos los cuarteles menores, a cuyo fin y para los demás efectos que corresponden se remitirán los necesarios a los tribunales y jueces que deben celar y vigilar su puntual observancia.

Y con la mira de que tan útiles y saludables providencias…extenderla al distrito del Virreinato con el importante fin de que en todas partes se destierre hasta lo posible el abominable vicio de la embriaguez".

Gazeta de México 1800